LECTURAS 4º ESO. HISTORIA


  • El Capitán Alatristre ( Arturo Pérez Reverte).


CapitanAlatriste.jpg

-Edición: PÉREZ REVERTE, A.: "El Capitán Alatriste". Alfaguara.

Alatriste, ese célebre personaje de ficción que creara Arturo Pérez Reverte es la excusa perfecta para que este prolífico autor hiciera una alabanza y homenaje del “Siglo del Oro” español, la centuria del Seiscientos, esa época de declive político pero de florecimiento de las artes y las letras, donde la trama de intriga del libro sirve de telón de fondo ambiental para que nos acordemos de personajes de enjundia en el terreno cultural como Francisco de Quevedo, Luis de Góngora, Lope de Vega; Calderón de la Barca, Velázquez... todos ellos bajo el marco histórico del reinado de Felipe IV, uno de los monarcas de los denominados “Austrias Menores”, esos reyes con pocas aptitudes o ganas de gobernar, que solían dejar los asuntos públicos en manos de personajes ambiciosos, los “validos”, en los que delegaban la toma de decisiones (un buen ejemplo de ellos esta representado por la figura controvertida del Conde Duque de Olivares). Alatriste también nos introduce como narrador en primera persona en la guerra de Flandes, ese conflicto en el que se entremezclaban los deseos de hegemonía dinástica en Europa por parte de los Austrias y los choques de religión entre católicos y calvinistas, que desangró y dilapidó las ricas arcas castellanas, repletas con el oro y plata americanos, y lo más florido de los Tercios.


  • Las piedras del silencio (Jacques Vénuleth)


PiedSilencio.jpg

-Edición:VÉNULETH, J.: "Las piedras del silencio"; SM,Colección Gran Angular, n º 157.


-Reseña:

Si deseas conocer y profundizar sobre el drama actual de población palestina sometida a la ocupación militar de Israel, lee esta novela, en la cual, Miyasa, la protagonista, una chica palestina, más o menos de vuestra edad, ve como su mundo feliz “de color de rosa” se derrumba a raíz de experimentar el crudo choque de la realidad que sufre su pueblo, al vivir en primera persona el asesinato de su primo. Este hecho le traumatiza tanto que se va a refugiar en si misma, se vuelve muda, incapaz de expresar lo que siente. Sin embargo un joven y compresivo médico israelí, al que ella llama el de “los ojos verdes” le ayuda a exteriorizar su dolor y rabia dándole un cuaderno, donde Miyasa a modo de diario va a relatar aquel acontecimiento que le ha marcado la vida y la tiene postrada en la cama de un hospital. La lectura de la historia de Miyasa por parte del doctor israelí le va a servir para tener una actitud más humana hacia los palestinos, ya que ambos pueblos, los israelíes y los palestinos suelen convivir unos de espaldas a otros en medio del desconocimiento y el odio. Pero hay excepciones y este libro muestra una de ellas.





  • La berlina de Prim (Ian Gibson)

la-berlina-de-prim_9788408007661-1.jpg

- Edición: GIBSON, I.: "La berlina de Prim", Planeta, 2013.

-Reseña: Principios de septiembre de 1873. La Primera República, con apenas nueve meses de vida, agoniza. El periodista Patrick Boyd llega a Es

paña con una misión: aclarar el asesinato, tres años antes, de suamigo el general Prim, presidente del Gobierno y el hombre más poderoso del país. Patrick, hijo ilegítimode una joven andaluza y del irlandés Robert Boyd, fusilado en Málaga al lado de Torrijos y cincuenta compañeros, está decidido a descubrir quién o quiénes maquinaron el magnicidio que cambió el destino de España. Su trepidante búsqueda detectivesca, con epicentro en Madrid, lo lleva desde Sevilla a Francia, y termina otra vez por tierras andaluzas, en vísperas del golpe militar que acabará durante más de medio siglo con el sueño republicano.













  • 14 (Jean Echenoz)


PN843_G.jpg

-Edición: ECHENOZ, J.: "14", Anagrama, 2013.


-Reseña: Cómo escribir sobre la Gran Guerra, la primera guerra «tecnológica» del siglo XX, y la puerta, también, a medio siglo de barbarie sin precedentes? Echenoz se enfrenta a un nuevo reto literario que supera con maestría. La certera pluma del escritor avanza junto a los soldados en sus largas jornadas de marcha por los países en guerra y acompaña a cuatro jóvenes de la Vendée, Anthime y sus amigos, en medio de una masa indiscernible de carne y metal, de proyectiles y muertos. Pero también nos cuenta la vida que continúa, lejos de las trincheras, a través de personajes como Blanche y su familia. Y todo ello sin renunciar a esa sutil ironía que caracteriza su escritura, condimento imprescindible de un relato apasionante.